10 Reglas básicas para lograr el cuerpo fitness que deseas | Fitness Mckela

Tener un cuerpo fitness no debe ser una meta “para el verano”, sino para todo el año entero. Para poder mantener un buen ritmo y mejorar cada vez más, es necesario considerar las siguientes 8 reglas:

Profesional de la salud: “Primero lo primero” Visitar a un médico para un chequeo general y descartar enfermedades que puedan llevarte a un aumento de peso no está de más, de igual modo, un nutricionista, quien te brinde un plan de alimentación en base a tus gustos y objetivos.

Alimentos saludables: Podemos hablar de una dieta saludable cuando es alta en vegetales, fruta, fibra y baja en grasas saturadas, sal y azúcar. Recuerda que todo tiene calorías menos el agua. Y si de carnes se trata limita las carnes rojas a dos veces como máximo a la semana, es preferible la carne blanca.

Lo alimentos: No hay buenos ni malos, todo depende de nosotras; las papas son saludables, sin embargo, la diferencia está en cómo las preparemos, asada al horno con cascara o fritas con aceite y exceso de sal. Lo importante es la buena elección, el control y la mesura.

La división del plato: Para ayudarte con la cantidad de cada alimento, divide tu plato en tres y en una parte coloca vegetales, en la otra las proteínas y la última los carbohidratos complejos.

Bien y despacio: El comer despacio te ayudará a reducir las calorías que vas a ingerir, esto porque la sensación del hambre se va luego de los 30 minutos que empezaste.

Come todo: El hecho que no comas algunos de tus tres alimentos diarios no significa que bajarás de peso, por el contrario te puedes enfermar. No debemos saltarnos ninguna comida.

Bebe: El agua es indispensable para la vida y también para adelgazar. Entre dos y tres litros como mínimo distribuidos a lo largo del día.

Adiós frituras: Si estamos pensando en tener un cuerpo fitness la palabra frituras hay que borrarla prácticamente de nuestra dieta. Prepara los alimentos a la plancha en sartén de teflón, wok o asados al horno, para minimizar la necesidad de aceite.

Reducción de sal: Es importante para evitar la retención de líquidos, lo que influye en el estado de ánimo y por ende, en los entrenamientos.

Ejercicios: No te olvides de los ejercicios de resistencia que te ayudarán a potenciar la quema de grasas, lo que te permitirá lograr una mejor definición y aumentar tu capacidad pulmonar. Es importante llevar un control de entrenamiento y ver los progresos a lo largo del tiempo.

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!