Razones por las que decidí empezar una relación contigo aunque aún amaba a mi ex | Nosotras Mckela

No es fácil entender que la vida consiste en abrir y cerrar etapas, conocer y dejar ir personas, de entrar y salir en la vida de alguien más, de aferrarte y soltar. En cuanto lo podamos comprender, se nos hará más sencillo disfrutar cada momento sin preocuparnos de lo que pasará al día siguiente. La vida nos sorprenderá muchas veces y ante esas situaciones debemos enfrentarla con valentía, sin importar sin son buenas o son malas. En el amor, también es así.

Hablar de la vida es hablar del amor en todos los sentidos. Al tocar el tema del amor, tu nombre viene a mi mente de manera inmediata. He oído muchas veces acerca del destino, de cómo todo ya está escrito así desde el principio para cada uno y que la vida te va llevando hacia él por distintos caminos. Y muchas veces tiene sentido porque te das cuenta que estás en el lugar correcto y en el momento indicado y así desees cambiarlo siempre pasará algo y las circunstancias cambiarán y terminarás en otro lugar, supongo que es el “destino”.

El amor no es algo que puedas medir, se podría decir que es un sentimiento distinto para cada persona, por lo que no podría decirte que te he amado como a nadie. Tuvimos una vida antes de conocernos, amé a personas y no sé si con más fuerza. Probablemente con el paso del tiempo pueda amarte tanto, o quizá hasta más.

Aquel “no estoy tan sola” fue un intento de sinceridad de mi parte, que debiste tomar en cuenta aunque la noche, el calor, el momento y yo misma dijera lo contrario. De pronto todo a tu lado se hizo más frecuente, las platicas eternas, los mensajes diarios, las noches de pasión, las aventuras cotidianas, los tragos en un bar que terminaban en mi habitación, el verte sonreír y estar a tu lado se convirtió en una necesidad para mí.

Todo el tiempo que vivimos juntos hizo que de alguna manera dividiera mi corazón en dos. Sin embargo, antes de ti tenía una historia, toda una relación formada con los años. A pesar de saberlo, tú me ofrecías una paz y una seguridad que no conocía. Siempre estabas a mi lado en los momentos que necesité de alguien, eras tierra firme en medio de un mar de dudas, en una montaña rusa de emociones que superaban lo que soy.

Tú proponías algo irreal, que rozaba en lo perfecto. Cuando estoy contigo me hacías sentir en un mundo en el que solo existíamos los dos. Me demostraste que hay maneras diferentes de hacer las cosas y que el amor y el dolor no tienen por qué ir de la mano. A pesar de las llamadas de él, nosotros escribíamos una historia que no la iba a interrumpir.

No sentía lo mismo cuando tú te acercabas, ver tus ojos, sentir tu cuerpo, tus manos recorriéndome, el sabor de tus labios y tu aroma, confirmaban que eras tú quien desataba todas mis pasiones.

Estar a tu lado me hizo aprender muchas cosas que creí haberlas olvidado. A diario luchaba por liberarme de su jaula mientras tú me enseñabas cómo volar. Poco a poco mi vida se dividía en dos y a la vez uno se iba alejando, mientras el otro se formaba con bases sólidas, difíciles de destruir. Contigo mi cuerpo, mi consciencia y el sentimiento que creía desaparecido se avivó como nunca. Volví a conocer cuán grande es mi capacidad de amar.

Descubrí que las aventuras y los idilios no son para mí, que necesito una relación real y tú prometías eso que sobrepasaba todas mis expectativas, un pedazo de gloria que recibí sin merecer. Sé que una relación perfecta necesita tiempo y a lo largo de ello, honestidad, respeto, confianza, dedicación y sé que todo lo podré lograr contigo a mi lado. Tomar la decisión no fue fácil porque arriesgarse nunca lo es, pero hoy puedo decir que tomé la mejor decisión y de nada me arrepiento.

Gracias a ti pude conocer el amor verdadero, cuánto puedo amar, que una relación requiere de dos y sobre todo, de saber reconocerse como uno. Hoy descubrí que puedo enamorarme, besar otros labios y volver a sentir las cosas que hace tiempo había decidido ignorar. Gracias por quitarme la venda de los ojos y hacerme ver que no hay nada por terminado, que la vida continúa y que se puede conocer mundos en los cuales la felicidad si existe y solo debemos arriesgarnos. Hoy sé que quiero estar a tu lado porque me enseñaste el camino. Hoy sé que no quiero estar sin ti.

Si te gustó nuestro artículo, dale me gusta y compartelo en tus redes sociales. Mckela, moda femenina para la mujer de hoy. Nuestras redes sociales Mckela Facebook | Mckela Twitter | Mckela Pinterest

Moda | Outfits | Primavera | Verano | Mckela | Tips | Tips de moda | Outfits de ModaFitness | Nutrición 

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!